OPINIÓN: La gran incomodidad económica de la aerovía

0
1700

Por: MSc. Elvis Campos – @elviscamposec

Trasladarse a Guayaquil a diario es parte de la vida de un gran número de Duraneños. Desde Durán viajamos a la vecina ciudad por trabajo, comercio, familia; pero también viajamos por derechos negados a nuestra ciudad como son: educación superior, hospitales generales y especializados u otros servicios públicos.

 

La reciente instalada Aerovía, poco utilizada, por ende, no rentable al momento, ha provocado el cambio de rutas de los buses de Durán en esa ciudad e incluso la suspensión del servicio de taxi ruta, que una cooperativa demostrando legalmente sus permisos logró recuperar, pero que otros grupos de taxistas agremiados aún no operan en esa modalidad desde la suspensión.

 

Entonces la gran incomodidad económica de la aerovía, la desean resolver incomodando al usuario de medios de transporte como son los buses o taxis (taxi ruta), como si la constitución no contemplara el derecho a la libre movilidad, la negación a la monopolización de bienes o servicios e incluso la libertad de poder elegir.

 

No razonaron en considerar que la aerovía no tiene cajuelas en las que el pequeño comerciante lleva sus compras de una ciudad a otra, olvidaron que la aerovía llega a un punto en Durán y luego cualquier persona con discapacidad debe tomar un taxi para llegar a su destino final encareciendo así su traslado, al igual que una madre con un niño en brazos que podría tomar un bus, que suele estar repleto de personas justo en plena pandemia.

 

No podemos tolerar que la factura de una mala inversión la pague el pueblo, como ya se lo hizo y que al no funcionar pretendan re-facturarnos esa mala decisión, queriendo obligarnos a utilizar un servicio que no cubre nuestras necesidades.