Café ‘Made in Durán’ ya se exporta a Estados Unidos

0
3199
Foto de Charly Castillo: Wilson González Ramos, socio de 'Rico y Suave', exhibe la planta de producción cafetera en Durán.

‘Rico y Suave’ es el nombre comercial que los empresarios, Wilson González Ramos, Fausto Zúñiga y Gerardo Mejía, decidieron dar a su línea de café premium, aprovechando la popularidad del artista ecuatoriano. Sin embargo, más allá de las decisiones creativas en marketing, el valor agregado de su producto; según expresa Gonzáles, radica en la estricta atención a la calidad del café durante todo el proceso, mismo que se realiza por completo en Durán.

Desde las instalaciones de Expigo, ubicadas desde hace más de una veintena de años en el kilómetro 4.5 de la vía Durán-Boliche, González comenta a El Ferrodiario, lo mucho que ha visto cambiar el panorama industrial, desde su llegada. Y añade que a su parecer, la ciudad cuenta con un enorme potencial empresarial, «Si usted compara, por ejemplo, con Daule; aquel sector además de estar ya saturado, se encuentra con costos más elevados, tráfico y una serie de problemas logísticos… Aquí (en Durán) estamos cerca de todo… Y si se llega a concretar el proyecto del puente entre la ciudad y el puerto de Guayaquil, no habría un lugar más atractivo».

Otra de las ventajas que el empresario reconoce en la ciudad, es la de los espacios; «En Durán existe la posibilidad de adquirir macro-lotes, para que las multinacionales se establezcan de la manera que quieran, eso sumado a que la ciudad se encuentra ubicada en una zona privilegiada con accesos a las principales vías del país». Por lo que destacó la necesidad de que se tomen medidas de planificación urbana, que eviten inconvenientes a futuro con sectores residenciales.

El café ‘Rico y Suave’ se produce en una planta que da trabajo a 17 personas, y que tiene capacidad de generar 300.000 sacos al año, cifra que supera incluso la producción nacional total (250.000), lo que a decir de González, evidencia los problemas por los que atraviesa la industria cafetera en el país y que bien podría beneficiarse de estímulos estatales.

«Nuestra intención siempre fue apuntar al mercado internacional», destacó González, añadiendo que ya cuentan con presencia en Estados Unidos y que próximamente esperan concretar su venta en Europa, Chile y Ecuador. Por otro lado, al ser consultado por el origen de la materia prima, comentó, entre risas, que se trata de un secreto. Pese a esto, se permitió revelar que es café arábigo, proveniente de cultivos en distintas zonas geográficas del Ecuador.